Turismo y Cultura, un modelo alternativo de cooperación.

¿Cuál es la relación entre el turismo y la cultura?

Según la Declaración de Camboya 2015 sobre estos temas se trata de impulsar y conservar el patrimonio natural y cultural. Impulsar el desarrollo social y económico a partir del aprovechamiento de los recursos turísticos pero también conservarlo como parte de la riqueza natural y de significados simbólicos que aporta para las identidades locales, mediante acciones que fomenten una revaloración y protección de los sitios patrimoniales. Así como incidir con políticas sustentables que permitan entender las distintas formas de expresión cultural a través del respeto y la tolerancia.

El turismo es uno de los principales sectores socioeconómicos, el que más crecimiento al PIB mundial y nacional de aporta desde hace algunas décadas, incluso con índices más altos que los totales, es decir, que se ha convertido en una buena oportunidad para la inversión. México es un ejemplo de esto posicionándose en los últimos años entre los primeros diez países con ingresos generados por la industria turística.

Genera oportunidades de crecimiento económico integrador y de desarrollo sostenible, creando puestos de trabajo, regenerando zonas rurales y urbanas y valorando y protegiendo el patrimonio natural y cultural.

Por el otro lado, la cultura, aporta valor para las comunidades receptoras, modela la identidad comunitaria y fomenta el respeto y la tolerancia entre pueblos, desde el punto de vista turístico puede destacar como activo turístico que crea distinciones entre los destinos y los singularizan.

Lo cual ha contribuido notablemente al desarrollo socioeconómico y el empoderamiento de las comunidades locales.

Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) se considera la cultura como uno de los cuatro pilares que garantizaran el desarrollo de ahí la urgencia de proteger y conservar la diversidad cultural. Para el turismo sostenible se trata de aprovechar el patrimonio cultural de la humanidad y contribuye a su enriquecimiento.

La cultura es fuente de sentido y de energía, de creatividad e innovación, y recurso para responder a los desafíos y hallar soluciones apropiadas, de la mano del turismo contribuye al desarrollo e inclusión en la dinámica económica, a partir de la promoción de entornos, procesos y productos creativos, con modelos de asociación colectiva que reporten beneficio a la cultura y el patrimonio tangible e intangible, por la enorme sinergia entre ambos sectores.

Crecimiento turístico es responsabilidad común de todos los actores (gobernanza), por lo que es importante buscar incidir en las políticas públicas que ayuden al turismo a ser el motor esencial de la conservación y la promoción del patrimonio cultural, fomentando sentimientos de orgullo y autoestima por los activos naturales y culturales se alcanzara la sostenibilidad social, económica y ambiental, siempre que se tenga en cuenta que una mala gestión del desarrollo podría poner en peligro el patrimonio.

Alcanzar la sostenibilidad, será cuestión de crear una estructura de gobernanza que garantice la protección y la conservación, promoviendo la inversión impulsando la reducción de la pobreza, facilitando los vínculos, dando difusión a las culturas locales y respaldando el desarrollo de los recursos humanos.

Es tarea fundamental para lograr los objetivos fortalecer y ampliar las culturas vivas y las industrias de la creación, como la música, la expresión por múltiples medios, las artesanías, la cocina, la arquitectura y el diseño, creación singular y distintiva de la experiencia del visitante. También la creación de Rutas, corredores o circuitos culturales para el desarrollo turístico, integración regional y desarrollo económico. De esta forma el Turismo cultural, a partir del desarrollo cultural, aporta crecimiento y rejuvenecimiento de zonas urbanas y los centros históricos.

Crear modelos de asociación para integrar politica y prácticas que fomenten y faciliten la asociación mediante el reconocimiento, protección y promoción de la autenticidad de las culturas a través de las diversas tecnologías de la información y plataformas de redes sociales. La praxis entre el turismo y la cultura debe promover y proteger el patrimonio cultural, esto significa sensibilizar sobre la protección y conservación transmitiendo las características y valores en las experiencias turísticas.

La ejecución de las gestiones será sostenible mediante el ejercicio responsable, el respeto, la conservación y protección de las poblaciones marginadas y sus formas de expresión como son los indígenas o los migrantes. Requiere de evaluaciones de impacto que den cuenta del avance que se logran, mejorando la calidad de los servicio buscando las certificaciones correspondiente; y capacitarse en el uso de la tecnología para dotar de competitividad a las empresas.

Se trata de fomentar y facilitar el turismo creativo y el turismo especializado, museos o el patrimonio industrial, subacuático o de los momentos de conmemoración. Promover cadenas de valor sostenibles que garanticen calidad y creatividad en las exposiciones o espectáculos, formación y enseñanza a fin de incentivar la inversión.

Para respaldar la contribución del turismo cultural al desarrollo urbano se requiere alentar las tradiciones culturales abandonadas, la colaboración con las comunidades locales ofreciendo oportunidades de desarrollo socioeconómico en condiciones de igualdad para la integración social y cultural.

Tal vez le guste...

Artículos populares

Scroll Up