Código de Conducta Nacional Para la Protección de las Niñas, Niños y Adolescentes en el Sector de los Viajes y el Turismo.

El código de conducta nacional es una iniciativa para instrumentar una forma de autorregular el sector turístico y tiene como objetivo fundamental la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes para evitar su explotación sexual y/o laboral y busca incidir de manera positiva en el desarrollo políticas de responsabilidad social empresarial.

El impacto que busca esta protección es modificar o frenar los factores que propician la explotación, mediante el impulso, la orientación y compromiso de toda la industria turística en la prevención, detección y denuncia impulsando una politica de cero tolerancia frente a estos delitos, por último, se promocionan valores de respeto y compromiso para la protección de las comunidades receptoras.

El uso de niños para el beneficio de otros a través de un ejercicio abusivo de poder y aprovechándose de sus necesidades e inocencia es definido como explotación infantil. Este delito puede presentarse en dos vertientes, sexual y laboral. La primera tiene que ver con implicarlos en actividades como pornografía o prostitución entre muchas otras; la segunda, es obligarlos a realizar actividades en contra de su voluntad y que pueden poner en peligro su salud, integridad y vida.

La explotación o trata de personas vulnera la dignidad, fractura la cohesión social y la condición humana; la SECTUR busca combatirla con acciones preventivas porque México ha sido identificado como una país de origen, tránsito y destino en estos delitos, entre otras cosas porque el sector turístico es el de mayor crecimiento a nivel mundial en las ultimas décadas.

Este instrumento se aplica a partir de la implementación y desarrollo de seis directrices en las empresas turísticas que tienen que ver con políticas socialmente responsables sobre el tema, exhortando a los prestadores de servicios turísticos a realizar actividades laborales legales, adecuadas y éticas. Estas acciones se basan en “The Code” promovido desde instancias públicas internacionales como la OMT y la UNICEF.

Las directrices o compromisos que se adquieren son los siguientes:

1. Documento rector, en el que las empresas establezcan su compromiso.

2. Sensibilizar o capacitar para prevenir.

3. Protocolo de acción.

4. Redes de colaboración y promoción.

5. Informar a clientes e informar e involucrar a la cadena de valor.

6. Informe anual a SECTUR.

Se espera la articulación de acciones que modifiquen los factores que propician la explotación de cualquiera de los dos tipos siga vulnerando los derechos de la infancia y la adolescencia en los contextos mediante el establecimiento de una cultura de cero tolerancia que intente prevenir y detectar este tipo de casos así como promover la denuncia haciendo de México un destino más seguro en donde se estimulen valores de respeto en los turistas.

La adopción del código otorga a las empresas una imagen de responsabilidad y buena reputación, fideliza a los clientes, aumenta la competitividad de la planta laboral, mejora los niveles vida con la creación de criterios acordes a los derechos humanos. Busca que las empresas tengan lineamientos específicos para relacionarse con otras empresas, pues sus políticas y acuerdo deben basarse en los contenidos del Código de Conducta. Ese marco de referencia facilitara la toma de decisiones en algunas circunstancias.

Los beneficios del sector será mostrarse como responsable promoviendo una cultura benéfica e inquebrantable de responsabilidad social que impulse a México como un destino seguro, resultando en el fortalecimiento y crecimiento de la actividad, a partir del implemento de estas políticas.

La Secretaria de Turismo de México otorga una placa como reconocimiento a las empresas que han completado la implementación de las seis directrices del Código de Conducta y con las que respaldan su compromiso contra la explotación sexual y laboral de niños, niñas y adolescentes. Para lograr el reconocimiento es necesario contar con el acompañamiento de personas capacitadas (Asesores Autorizados) para la implementación, dando seguimiento a todo el proceso hasta lograr el 100% de cumplimiento, resolviendo dudas, dando soporte y revisando avances semanalmente.

El asesor autorizado está comprometido con la SECTUR a notificar los avances y a emitir un informe imparcial y con evidencias.

Dicho lo anterior, en la Organización Latino Americana y del Caribe de Turismo (OLACT) estamos comprometidos con la aplicación del código de conducta nacional para la protección de los derechos de la niñez y los adolescentes en el marco de las actividades del sector de viajes y turismo por lo que nos estamos preparando para poder ofrecerte el servicio de acompañamiento que necesitas para que tu empresa adopte los compromisos del código y pueda contribuir a una mejora en la imagen del sector turístico y del país como destino seguro, con el implemento de estas políticas de responsabilidad social.

Para mayor información puedes consultar www.codigodeconducta.mx, toda la información es descargable y gratuita, escribirnos a info@olact.org o llamar a los teléfonos directamente de la Dirección General Adjunta de Genero de la SECTUR 01(55) 3003 1600 ext. 4126 y 4121.

Si conoces de algún caso en el que se estén vulnerando los derechos humanos, sexuales o laborales, de algún niño, niña o adolescente puedes llamar al teléfono de Denuncia Segura 01800 5533 000.

Tal vez le guste...

Artículos populares

Scroll Up