Lengua. Vector de la Diversidad.

Las lenguas, la educación, la comunicación y los contenidos culturales, así como la creatividad y los mercados, son los principales vectores que la UNESCO define en el Informe Mundial “Invertir en la Diversidad Cultural”, y en el que además emiten recomendaciones ante las tendencias y factores que pueden tener alguna repercusión en la diversidad cultural, así como las prioridades políticas sobre las que se debe trabajar.

La diversidad lingüística refleja experiencias y contextos intelectuales, así como la adaptación creativa que tiene la humanidad ante los cambios del entorno social y físico, por tanto las lenguas son portadoras de identidades, valores y cosmovisiones.

La dinámica actual fomenta el auge de lenguas vehiculares, es decir, lenguas cuya función específica es facilitar la comunicación y por supuesto las transacciones, ejemplo de esto son los idiomas oficiales en cada nación, de valor instrumental, tienen repercusiones para las demás lenguas del mundo provocando la perdida de una lengua cada quince días de un total estimado de entre seis y ocho mil[1], porque las lenguas dominantes ejercen poder de atracción sobre los hablantes de lenguas con mucho menos población.

Como parte de las identidades la lengua es un delimitador entre grupos sociales por estar circunscritas a ámbitos restringidos. Es por esto que los gobiernos y los organismos internacionales deben adoptar medidas para proteger y promover las lenguas locales, pero también las vehiculares para agilizar la comunicación y el intercambio de información.

Las lenguas dan cuenta de la diversidad porque dan cuenta del parentesco y hasta de la religión, representan la estructura de las expresiones culturales; el hecho de que se estén perdiendo lenguas indica un proceso de declive y erosión cultural. La salvación de una lengua dependerá en gran medida del interés de los grupos por reafirmar su identidad frente a otros, por muchas veces la pérdida tiene que ver con la mejor percepción que se tiene de la lengua dominante desvalorizando la propia.

El hecho de promover las lenguas locales y las vehiculares para facilitar la comunicación es una práctica común en países con alta cohesión social y es parte de sus prioridades en inversión pública en el sector educativo promoviendo el plurilingüismo y las traducciones, porque en el caso de estas últimas existe una marcada jerarquización del lenguaje para determinar el índice mundial de traducción de libros (53% de las traducciones son de libros en inglés, solo 6.5% se traducen al ingles).

En resumen, en el plano internacional se debe trabajar para preservar la diversidad lingüística mundial y promover el pluralismo lingüístico, para propiciar un dialogo intercultural.


[1] Informe mundial de la UNESCO. “Invertir en la diversidad cultural”.

Tal vez le guste...

Artículos populares

Scroll Up